logo(26K)

 

Volver a Chistes sobre niños 3

 

Ir a Chistes sobre sexo 2

Chistes sobre sexo 1


En chiste

1.- Pasa una chica por delante de una obra, y un albañil le dice:
—Tía buena, te voy a comer hasta el pensamiento!
—Pues te vas a tener que tragar una polla así de grande.

2,- Una pareja está haciendo el amor, y él dice:
—Muevete un poco, no, sorda asquerosa.
—Yo también te quiero, mi amor.

3.- Colocan un cartel de propaganda anti-SIDA que dice:
—¿Has discutido ya lo del SIDA con tu pareja?
Y al día siguiente aparece con una pintada que dice:
—No, simplemente se lo he dicho".

4.- Adios Juan.
—No me llames Juan, de ahora en adelante llámame Juan el de la suerte.
—¿Y eso por qué?
—Porque me he sacado un primitiva con 100 millones de euros.
A los pocos días.
—Adios Juan el de la suerte.
—De hoy en adelante llámame Juan el de la doble suerte.
—Joder, ¿y ahora por qué?.
—Porque me compré un Ferrari, me pegué una hostia a 250 kilómetros por hora y no tengo ni un rasguño.
No mucho tiempo después.
—Adios Juan el de la doble suerte.
—De ahora en adelante llámame Juan el de la triple suerte.
—Coño, ¿qué fue lo que te ocurrió?
—Que me compre un chalet, y estaba en la cama follando con una tía cuando tiraron por la ventana una piedra de más de veinte kilos que me dio en el culo.
—¿Y qué tiene que ver eso con la suerte.
—Hostias, que si la llegan a lanzar un segundo antes me aplasta la cabeza.

5.- Una pareja está follando, y ella grita:
—¡Aaahh, aaa, aaaaah, AAAAAAAAAAHHH!". De repente, el escupe y le dice:
—Toma tu pezón y deja de gritar, histérica de mierda.

6.- ¿Qué tienen de particular las mamadas etíopes?
—Que son realmente profundas.

7.- ¿Por qué los cavernícolas arrastraban a las mujeres por los pelos?
—Porque si las arrastraban por los pies, el coño se les llenaba de pedruscos y luego, al follárselas, se le destrozaría la polla.

8.- ¿Cómo puedes saber si una camarera esta insinuándose?
—Porque sirve el Bloody-mary con un cordelito blanco colgando del borde del vaso.

9.- ¿Cómo puedes saber si una chica esta caliente?
—Metiéndole la mano en el coño; si está a punto notaras una sensación parecida a la de un caballo comiendo de tu mano.

10.- ¿Por que las mujeres tienen dos agujeros?
—Para poderlas llevar con dos dedos; como se llevan los paquetes de seis latas de cerveza.

11.- ¿Qué tiene una vieja entre sus tetas que no tiene una joven?
—El ombligo.

12.- Crees que tengo el escote muy exagerado?
—Depende. ¿Tienes pelos en el pecho?
—No.
—Entonces sí; es un escote profundo.

13.- En un test psicotécnico:
—¿Cuál de los siguientes elementos no pertenece a la lista: nevera, televisor, mujer, lavadora.
—La tele; todos los demás pierden liquido cuando se joden.

14.- En el psicólogo:
—¿Su mujer chilla cuando hacen el amor?
—Pues sí, sí, bastante. Grita como una loca .
—¿Y lo hace antes, durante o después?
—Después, cuando me limpio la polla con las cortinas.

15.- Una italiana que está tendiendo ropa en el balcón de su casa, pierde el equilibrio, va a caer dentro de un contenedor de basura y queda sin conocimiento. Al poco rato la ve un turco que pasa por allí, le levanta la falda, le huele el coño y dice:
—Estos italianos están locos; tiran a sus mujeres aunque estén en perfecto estado.

16.- La pasada noche he tenido un sueño erótico.
—¿Ah, sí?. Cuéntamelo.
—Una rubia, que ni te puedes imaginar lo buena que estaba, me dice: méteme tus cuarenta centímetros de polla y haz que me duela.
—¿Y lo hiciste?
—Hice lo que pude: me la follé tres veces y luego le di una ensalada de hostias.

17.- Una rubia le dice a su amante:
—Méteme las dos manos.
Y luego le pregunta:
—¿Puedes aplaudir?
—No.
—Ves cómo continúa estando estrecho.

18.- Un tío, por más fuerza que hace, no puede penetrar a la puta con la que pretende follar, y ella le dice:
—Estoy estrecha, ¿verdad?
—Lo que estas es llena.

19.- Un hombre y una mujer ligan en un bar, se van al apartamento de uno de ellos y, rápidamente, empiezan a follar apasionadamente. Él ve en un espejo, que la chica dobla los dedos de los pies cada vez que le mete la polla, y que los vuelve a enderezar cuando la saca. Así, que al dar por terminado el polvo, él se interesa por saber a que se debe tan anómala circunstancia, y ella responde:
—Es que no me diste tiempo a quitarme los pantis.

20- Yo a mi esposa le he comprado un abrigo de visón y un Mercedes como regalo de cumpleaños. Así, si no le gusta el abrigo de visón, puedo ir a devolverlo en el Mercedes.
—Pues yo a la mía le he comprado un consolador y unas esposas usadas para que las utilice como pulseras.
—¿Y el consolador por qué; acaso tu ya no funcionas.
—No, hombre, no. Es para que se joda si no le gustan las esposas.

21.- Asaltan a un padre e hija y les roban hasta la ropa. Cuando se marchan los atracadores la hija le pregunta al padre:
—¿Has podido salvar algo?
—Pero ¿cómo voy a salvar algo si nos han dejado en pelotas?
Entonces la hija se saca del coño un anillo con un enorme brillante, y dice:
—Mira, este truco me lo enseñó mámá.
—Pues es una pena que tu madre no estuviese aquí; podríamos haber salvado hasta el coche.

22.- Un tío llega a la casa de un amigo y lo ve pegándose martillazos en los huevos con todas sus ganas.
—Pero tío, ¿qué haces. Te has vuelto loco?
—Passsa, colega ¿Es que no voy a poder hacerme una paja en mi propia casa?
—¡Una paja! ¿Me vas a decir que darte golpes con el martillo te da gusto?
—No, tronco, pero no veas el gustazo que me llevo cada vez que retiro el martillo.

23.- Un tío se encuentra a un amigo llorando en la cuneta de la carretera.
—¿Qué te ha pasado José?
—Mira, como ha quedado mi coche.
—Joder tío, es una putada, pero un coche se puede substituir.
—No es sólo lo del coche. Mira dentro.
—Hostias, tío, esto es otro cantar, pero perder una tía, por muy buena que esté, tampoco es el fin del mundo.
—No, claro que eso no es el fin del mundo, pero mira a ver qué tiene entre los dientes.

24.- Un joven de ciudad está en un pueblo y va a hacia la casa de un labrador para recoger a la hija de este. De repente es arrastrado hasta un portal por la mano del padre de la muchacha, que le dice:
Hazte una paja ahora mismo.
El labrador, ante la negativa del joven, saca una pistola y le amenaza con vaciarle el cargador si no hace lo que le está pidiendo. El joven se hace la paja y el labrador le pide que se haga otra. Las lógicas excusas del joven no hacen efecto en el labrador y el joven se vuelve a hacer otra paja. Pero el labrador, no contento con ello, le obliga a hacerse varias pajas más, y cuando ve que el joven casi ni se tiene en pié ni eyacula, le dice:
—Ahora ya puedes ir a recoger a mi hija.

25.- Mamá, mamá, el hombre que esta sentado a mi lado se está haciendo una paja.
—Pues ignórale y atiende a la película.
—¿Cómo mamá?; se la está haciendo con mi mano.



Arriba